Cibersexo

Según la enciclopedia Wikipedia, el cibersexo es un encuentro sexual virtual en el que dos o más más personas, conectadas a través de una red informática, se mandan mensajes sexualmente explícitos que describen una experiencia sexual. Es una especie de juego de rol en el que cada participante asume un papel (como de mujer casada e infiel, médico, etc) éstos fingen que están teniendo relaciones sexuales, describen sus acciones y responden a los mensajes de los demás participantes con el fin de estimular sus deseos y fantasías sexuales. La calidad de un encuentro de cibersexo depende generalmente de la capacidad de los participantes para evocar una imagen vívida en las mentes de sus compañeros. Son así mismo claves la imaginación y la suspensión de la incredulidad (ante posibles contradicciones).

El cibersexo se suele practicar a través de un chat (como el IRC o los chats de algunas páginas web) o un servicio de mensajería instantánea. La creciente popularidad de las webcams ha dado lugar a un mayor número de parejas que las utilizan para conferir al encuentro un aspecto visual. El intercambio de correos electrónicos sexualmente explícitos también se puede considerar cibersexo. Se suele recurrir al cibersexo para favorecer la masturbación o como introducción para una futura cita en la vida real. También se puede recurrir a encuentros similares mediante el servicio de SMS a través del teléfono móvil.
Este juego se distingue del sexo telefónico en que tiene un mayor anonimato y es más fácil encontrar una pareja. Suele darse entre desconocidos o personas que se acaban de conocer por Internet.

Se suele emular el sexo real de forma que los participantes intentan que la experiencia sea lo más verosímil posible, aunque también se puede experimentar sensaciones inusuales e imaginar escenas sexuales que no tendrían cabida en la vida real. Entre participantes "serios", el cibersexo puede ser parte de una trama mayor: los personajes pueden ser amantes o cónyuges, o un personaje podría ser violado para dar comienzo a la historia. En estas situaciones, los participantes suelen considerarse entidades diferentes de los personajes que están teniendo las relaciones sexuales.

Normalmente se ridiculiza el cibersexo porque los participantes no suelen tener ninguna información sobre la persona con la que están hablando: la persona al otro extremo de la línea podría ser un hombre o una mujer. Como el objetivo principal del cibersexo es la simulación realista de una experiencia sexual, esta información no suele ser necesaria ni deseada.
El cibersexo puede ser una vía de escape gratuita para todas aquellas personas a las que por motivos personales, como pueden ser los complejos o la introversión, les cuesta encontrar una pareja real con la que practicar sexo

Uno de cada cuatro internautas confiesa haber practicado cibersexo alguna vez:
El 24% de los internautas declara haber tenido sexo cibernético. Los usuarios de Internet más jóvenes se muestran mucho más abiertos a la hora de establecer relaciones sexuales sin contacto físico, según apunta un estudio realizado por Clubdeopinion.com.
En cuanto al sexo y edad de los individuos que han practicado cibersexo, la mayoría son hombres.
Los jóvenes de entre 18 y 24 años son los más adictos (un 33%), seguidos de la franja cronológica entre los 25-34 años (el 26%), los 35-44 (también el 26%). Los internautas de entre 45 y 60 años son los que menos cibersexo practican (un 16 por ciento).
Asimismo, el estudio revela que seis de cada diez españoles (57%) se han enamorado alguna vez a primera vista, y deshace el mito de que las mujeres son más tendentes al flechazo, ya que son más los hombres (62%) que las mujeres (53%) que manifiestan haberse enamorado de esta manera.

Llegados a este punto, surge una disyuntiva; ¿debe ser considerado el cibersexo como una forma de infidelidad? o por el contrario, ¿es tan sólo una forma de masturbación en la que cada cuál ejerce su derecho al placer? ¿Cuándo debe ser considerado romance? ¿Es un idilio tener una pareja virtual asidua? ¿Debe preocuparnos que nuestra pareja mantenga relaciones virtuales? ¿Hasta qué punto? ...



Libros relacionados con el tema:
- In the bed with the web, Internet et le nouvel adultère, de Loick Roch
y Yannick Chatelain
- Sex and the Internet: A Guidebook for the Clinicians, de Al Cooper


Autora: Queen Galadriel

5 comentarios:

Roberto Samper dijo...

El impacto de las nuevas tecnologías en nuestra vida ha aumentado de tal manera últimamente que no resulta en absoluto chocante que un aspecto tan importante de nuestras existencias como es la sexualidad, se haya visto también afectado.
Si consideramos que se puede tener amigos a través de la red, no debe menospreciarse, en términos de idilio, la influencia de una relación sexual continuada a través de las líneas, a pesar de que en mi opinión, la participación de otro individuo en la lejanía no hace que sea más que masturbación, lo que tiene lugar.
La serie de preguntas con que terminas el post resulta compleja pero a la vez interesante… supongo que todo depende del tipo de relación que se tenga en la realidad y en Internet…

Luis León Barreto dijo...

Todo esto me parece bien como juego, como expresión lúdica que puede ser más o menos placentera. Creo que es mejor el sexo telefónico cuando sabes con quien puedes estar hablando. Pero en realidad el cibersexo es una forma de masturbación que si se abusa de ella puede dejar un sabor agridulce en el paladar. A pesar de tantas tecnologías, es curioso constatar la soledad en la que vive bastante gente en nuestro mundo tan hipercomunicado, con tantísima oferta de relación. A mí me parece que quienes practican esto en realidad quisieran hacerlo de otra manera. No veo que pueda ser una forma de infidelidad.

Anónimo dijo...

Hola, me han hablado de este blog y aunque veo que todavía stán empezando creo que se están exponiendo coss de interés
enhorabuena a los fundadores

Queen Galadriel dijo...

Hola, muchas gracias por sus comentarios. Nuestro propósito es tratar temas variados e interesantes, esperamos que sean de su agrado. Si en lugar de pinchar en Anónimo pinchan en Nombre/Url al dejar un comentario, podrán poner su nombre o nick.
Yo también pienso que vivimos en una sociedad en la que abunda la soledad, y el cibersexo se presenta como una vía de escape. Aunque no es sólo eso, tambien es una forma de salir de la rutina y dar paso a la fantasía para parejas estables.
Yo pienso que una vez, de forma esporádica, no lo consideraría infidelidad, pero si se convierte en romance cibernético sí. Aunque no lo sé, dicen que ojos que no ven corazón que no siente, y yo desde luego, de eso preferiría no enterarme.

Chica_webcam dijo...

La verdad es que en una conversación sobre cibersexo con diez tertulianos tendríamos diez opiniones distintas por las muchas premisas que se consideran sobre el tema: Infidelidad, soledad, obsexsión, falseada....
Como chica de 23 años pienso que el cibersexo bien entendido es una parte más de tu vida. Para los malsanos... un buen sitio para hacer de las suyas.
Besos
Lulu