Apocalipsis Irak

Cinco años se han cumplido ya del inicio de la guerra de Irak. Un conflicto considerado entre los más crueles de las últimas décadas, con un incontable número de víctimas civiles, miles de ciudadanos huidos a los países vecinos o desplazados de su lugar de residencia. Muchas víctimas de los célebres “efectos colaterales” de las bombas, tal como lo expresó en su día George Bush. Más allá de atacar a la organización terrorista Al Qaeda la guerra de Irak tenía un objetivo claro: controlar la producción petrolera. Y además consiguió otros objetivos laterales, por ejemplo devastar los museos de Bagdad, sacar fuera del país valiosas piezas de las antiguas civilizaciones que enseguida pasaron al mercado negro internacional. Kofi Anan, ex secretario general de la ONU, ha dicho que “hoy la vida de los iraquíes comunes es peor que bajo el régimen del presidente Sadam Hussein y, además, la situación en el país es mucho más grave que en una guerra civil”. Lo cierto es que bajo el dictador Sadam existía una precaria economía pero la gente podía salir de sus casas y acudir a sus trabajos, mientras que ahora el nivel de inseguridad es brutal, es rara la semana sin atentados y docenas de víctimas. Sin embargo, el ex presidente Aznar vuelve a justificar la participación española en aquella contienda especificando que “la situación de Irak, sin ser idílica, es muy buena.”

Es curioso que los ex presidentes de España incurran en tales delirios cuando abandonan La Moncloa. También a Felipe González le ha sucedido algo semejante, con más de una declaración disociada de la realidad, pero sin los desatinos de don José María. Este es un hombre que parece estar en guerra consigo mismo, incapaz de digerir las derrotas electorales de su partido, incapaz de asumir los efectos de la foto de las Azores. Bush, que pasará a la historia como uno de los más nefastos presidentes de EEUU, saludará a Zapatero cualquier día de éstos pero don José María no reconocerá jamás que en Irak nunca existieron las terribles armas nucleares o químicas esgrimidas para emprender la contienda. “Míreme a los ojos –le dijo Aznar a Sáenz de Buruaga en una entrevista en Antena 3- le puedo asegurar que allí hay armas de destrucción masiva.” Cuando dentro de unos meses Hillary u Obama ganen la presidencia es más que probable que regresen a casa las tropas de ocupación, con una retirada similar a la de Vietnam. EEUU habrá visto peligrar su economía, arrastrando de paso a la del resto del mundo; han quedado en el camino cuatro mil soldados, se han extraviado miles de millones pero los listos han hecho buen negocio: los amiguetes de Bush que controlan el negocio armamentista. Dejarán también un país patas arriba, pero eso no importa demasiado.

Autor: Luis León Barreto

4 comentarios:

Gitana dijo...

Dioses!!!! eso si que es el infierno en la tierra...!!! Cinco años y empeorando... Ya ni siquiera hablamos del tema, como si esta guerra se convirtiera en un hábito terrenal... Que tristeza...

Roberto Samper dijo...

Decía Ramón y Cajal que "Lo peor no es cometer un error, sino tratar de justificarlo, en vez de aprovecharlo como aviso providencial de nuestra ligereza o ignorancia". En esa guerra parece que nadie "aprovecha" para hacer un poco de autocrítica y dejando a un lado fanatismos e intereses económicos mirar por el bien de los seres humanos y de la humanidad. Siempre que pienso en Irak siento rabia puesto que por mucho que se solucione la situación en un futuro, que deseo que llegue cuanto antes aunque sé que está aún bastante lejano, será imposible devolver a la vida a todas esas víctimas, como no volveremos a tener la posibilidad de contemplar la maravillosa colección que se exponía en el museo de Bagdad.

Sin querer comparar magnitudes, ambas cosas son de una tremenda tristeza.
Un abrazo

Mister Lennon dijo...

Totalmente de acuerdo. Bush y Aznar son dos de los personajes mas pateticos y nefastos que han existido en la historia de la politica mundial .Bajo el pretexto de una mentira, que luego ellos mas tarde han reconocido, o por lo menos el señorito Bush y el señorito Blair (el señorito "Anzar" ya sabemos que vive en su mundo de Jose Mari en el pais de las maravillas) han masacrado a miles de irakies y han enviado a sus soldados a una muerte en vano. Y no ha servido absolutamente para nada de nada de nada.

El dia en que encarcelen a Bush y a sus palmeros por los crimenes que han cometido, sera el dia en que este mundo empiece a funcionar mejor.

Jose Lagardera dijo...

Si, Luis Leon, amigo mio. Este es el propio genocidio del pueblo mesopotamico. El mundo civilizado (?) mira como quien ve la television, la destruccion de la vida y la cultura de estos pueblos.Dios es una entelequia al servicio del mas fuerte. Recibe mis sentimientos de amistad y admiracion