Julie Christie: La British Darling más querida



Hoy me voy a regodear un poco más si cabe al escribir en este blog mio, nuestro y vuestro al hablar de mi actriz favorita y musa, la incomparable Julie Christie. Icono Cultural, social y poético de la Inglaterra de los 60 y del Swinging London, Julie fue probablemente una de las dos o tres actrices británicas más populares de los 60 y 70 , y también una de las más bellas , atractivas y delicadas.

Julie Frances Christie nació en Aslam , Chebua, La India, el 14 de Abril de 1941. Y para que nadie pueda dudar de su linaje británico al 100%, nació en una plantación de te que regentaba su padre, Clive Christie. Su madre , Rosemary, era una pintora galesa amiga de la infancia del mítico Richard Burton. Julie tenia un hermano, también llamado Clive, y desde muy joven se fue a vivir con su madre a Londres. Estuvo en un colegio de monjas hasta que la echaron por su comportamiento rebelde y poco disciplinado y por contar chistes verdes. Estuvo un tiempo viviendo en París donde aprendió a hablar un francés bastante fluido y luego regreso a Londres y estudio interpretación . Después de algunas obras teatrales , obras de Shakespeare la mayoría de ellas, debuto en televisión en un capitulo de la mítica serie ”El Santo”, junto al protagonista Roger Moore, e intervino en la no menos mítica serie de ciencia-ficción “A de Andrómeda”.

Después de algunos papeles secundarios en películas como “La Dama Rápida” o “El Soñador Rebelde” (donde fue dirigida nada más y nada menos que por el gran John Ford), intervino en un papel más lucido en la simpática comedia “Billy el Mentiroso”, co protagonizada por Tom Cortenau y dirigida por el realizador Británico John Sleishenger, que luego seria clave en su carrera. En efecto, Sleishenger le dio a Julie el papel que la lanzo al estrellato, y ese fue el de la modelo Diana Scott en la película “Darling”, en 1965. Ese fue sin duda el gran año de Julie, ya que también obtuvo, bajo recomendación de John Ford a David Lean, el codiciado papel de Lara Antipova en la gran superproducción “Doctor Zhivago”, donde compartía cartel con un gran reparto entre los que se encontraban Omar Shariff, Geraldine Chaplin, Alec Guinness, Rod Steiger, o Tom Cortneau, su compañero en “Billy el Mentiroso”. Con esas dos películas, Julie se gano el cielo ese año. Gano el oscar a la mejor actriz por su papel de la voluble y alocada modelo de “Darling” y fue inmortalizada para siempre en el papel de Lara en “Doctor Zhivago”. ¿Quien es capaz de no recordar los ojos cristalinos y azul cielo de Julie-Lara en la grandiosa obra de David Lean bajo los acordes de la balalaika del tema de Lara, hermosamente compuesto por Maurice Jarre? Imposible no enamorarse de Julie en esas dos películas. Rubia, ojos azules, labios carnosos, piel de porcelana, rostro angelical, sin duda Julie Christie era una de las mujeres mas hermosas que jamás se pusieron delante de una pantalla de cine. Luego siguieron títulos tan magníficos como "Fahrenheit 451”, a las ordenes de Francois Truffautt, “Lejos del Mundanal Ruido” , de nuevo bajo las ordenes de John Sleishenger y con Terence Stamp en el reparto, o “Petulia”, junto a George C. Scott y dirigida por Richard Lester, el realizador de las películas de los beatles “Qué Noche la de Aquel Día“ y “Help”. En su vida personal, Julie tuvo un breve romance con el pintor Don Besseant, y luego salío durante un pequeño tiempo con Michael Caine, pero sonado fue su romance con Terence Stamp, al que conoció durante el rodaje de “Lejos del Mundanal Ruido” y a los que incluso los Kinks les dedicaron un pequeño homenaje en su canción “Waterloo Sunset” , siendo ella y Stamp los Julie and Terry de los que se habla en la canción.



Pero después conoció al que seria el romance más conocido de su vida, el play-boy actor, guionista y director americano Warren Beatty, muy popular también en la época, junto al que estuvo hasta mediados de los 70. Y mientras los títulos seguían, como la olvidable “Buscando a Gregory” junto a John Hurt y la memorable “El Mensajero”, dirigida por Joseph Losey, con guión de Harold Pinter y Co-Protagonizada por Alan Bates y Edward Fox. Luego vendría una película junto a su novio de aquel entonces Beatty , “Los Vividores”, dirigida por Robert Altman, un western crepuscular y simpático sobre un jugador pendenciero y una prostituta que montan un Burdel en el viejo Oeste. Julie fue nominada al oscar como mejor actriz por este papel, que lo perdió ante Jane Fonda por Klute.

En el terreno personal, Julie era una persona de un carácter retraído y reservado, que no le iba nada su estatus de estrella y su vida en Hollywood, y cada vez sus elecciones cinematográficas eran más espaciadas y meditadas. Realizo dos películas mas con Beatty, “Shampoo”, en la que también intervenia Goldie Hawn, y “El Cielo puede Esperar”, con un reparto que incluía a James Mason y Dianne Cannon. Comedia simpática y transgresora la primera y un remake apañado y también simpatico el segundo. Pero Julie era la anti-estrella y la anti-popularidad por excelencia, de ideas izquierdistas, carácter bohemio y nada dado a las fiestas y las exhibiciones de popularidad tan típicas en Hollwood, así que rompió con Beatty y volvío a su Inglaterra natal. En medio de película y película con Beatty, intervino en la fascinante e impactante “Amenaza en la Sombra” junto a Donald Sutherland y dirigida por Nicholas Roegg (con una escena de cama de las más creíbles y hermosas de la historia del cine) y la irregular “Engendro Mecánico” , de Donald Cammell, en la que Julie llevaba el peso de la historia por si sola la mayor parte del extraño film, a veces inquietante y a veces fallido.

Ya en la década de los 80, Julie se dedico más a actos políticos y a favor de la paz, los derechos humanos y la defensa de los animales que al cine en si, realizando pocas películas llamativas. Entre sus trabajos ochenteros se encuentran la correcta “Oriente y Occidente” de James Ivory y “Power”, una película bastante confusa y fallida con un curioso reparto entre los que se encontraban Richard Gere, Gene Hackman y Denzel Washington. En lo personal, Julie se estableció en una granja en el norte de Gales y un piso en Londres.

Después de algunos títulos televisivos de poca repercusión, volvió con fuerza en los 90 con “Dragonheart” , una fantasía épica junto a Dennis Quaid y un dragón con la voz de Sean Connery, “Hamlet” adaptación de la obra de Shakespeare dirigida e interpretada por Keneth Branagh y con un reparto inmenso entre los que estaban Kate Winslet, Robin Williams, Charlton Heston, Jack Lemmon, Gerard Depardieu, Dereck Jacobi y un larguísimo etc, y sobre todo con “Afterglow” melodrama amargo interpretado junto Nick Nolte y dirigido por el independiente Alan Rudolph en el que interpretaba a una actriz de serie B fracasada. Fue nominada de nuevo al oscar por este trabajo, pero lo perdería injustamente ante la Helen Hunt de “Mejor Imposible”.

En el siglo XXI, Julie ha intervenido como secundaria en producciones como “Troya”, “Harry Potter y el Prisionero de Azkaban”, “La vida Secreta de las Palabras”, o “Descubriendo Nunca Jamás”. Pero el año pasado intervino en una película que la devolvió a todo su esplendor, “Lejos de Ella”, dirigida por su buena amiga y debutante en esto de la dirección Sarah Polley y basada en un hermoso relato corto de la escritora canadiense Alice Munro , en la que Julie interpreta a Fiona, una mujer canadiense que ha estado casada durante 40 años y ha vivido en paz y felicidad en una cabaña al norte de Canada, pero que se ve obligada a ser internada en una institución cuando contrae la enfermedad del Alzheimer, lo que trae fatales consecuencias a su mente y a su matrimonio. Julie nos deja en esta hermosa película una interpretación creíble, sutil, contenida e inteligente de lo que es el mal del Alzheimer y su desarrollo y sus nefastas consecuencias en las personas que lo padecen. De nuevo fue nominada al oscar, pero lo perdió injustamente ante Marion Cotillard en “La vida en Rosa”. En una radiante y espléndida madurez con una belleza que poco apice ha perdido con el paso de los años, Julie Christie nos puede aun dejar muchos y muchos hermosos trabajos cinematográficos repletos de sabiduría, experiencia y talento. Como dijo alguien sabio” las diosas nunca envejecen”.

Julie Christie ha sido y es un sueño para muchas generaciones de cinéfilos. Desde los acordes de la balalaika del tema de Lara hasta la melancólica Fiona , presa del Alzheimer. Actriz inteligente y sensible, mujer comprometida y elegante, fémina hermosa y sensual, Julie Christie es sin duda uno de los grandes tesoros que nos ha dejado el cine Británico para soñar y jamás olvidar. Un dulce sueño que nacío en una plantación de Té en la India y que jamás se borrara de las retinas de los espectadores y aficionados al cine, entre los que se encuentra este quien les escribe. Siempre que oigo la palabra Inglaterra se me vienen a la memoria las mismas cosas: El Tamesis, el Big-Ben, El Té, Los Beatles y Julie Christie. Siempre Lara, siempre Julie.



Les hablo Mister Lennon, desde Strawberry Fields.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Generalmente no suelo hablar de mis propios posts, pero en este caso hare una excepción debido a que es especial para mi. Y lo hago para decir que ha quedado genial, con la colocación de las fotos y del video y demás. Me ha encantado como ha quedado, de verdad.

By Mister Lennon.

Queen Galadriel dijo...

El post ha quedado muy bien sí, me gustan mucho las dos fotos.
Muy interesante el repaso que has hecho de su vida.
Muchas de esas películas no las he visto, pero las veré.
Yo también tuve malas experiencias en un colegio de monjas, aunque siempre he tenido muy mala memoria para los chistes.
Un abrazo.

Gitana dijo...

Ups!!! me senti medio fuera de ambiente, porque yo no conozco a esta mujer... Voy a tener que empezar a leer mas y a salir más...

Anónimo dijo...

Curiosamente yo tambien estuve en un colegio religioso, una pesadilla llamada santo domingo savio, y de vez en cuando me echaban de algunas clases, aunque nunca del propio colegio. Tambien me echaba yo mismo muchas veces haciendo novillos, y es que los rezos diarios de padres nuestros, aves marias y demas era mucho para mi.

Gitana del alma mía, no sabias quien es Julie Christie? A ver doctor zhivago y darling, entre otras, ya.

Y a mi tambien me encantan las fotos, es la belleza en estado puro.

By Mister Lennon.

Roberto Samper dijo...

Yo sólo he podido ver unas pocas películas de Julie Christie, pero al haber disfrutado de Doctor Zhivago, siempre asociaré el tema de Lara con la cajita de música que tenía mi abuela en su cómoda; y la genial recreación que Truffaut hizo del "Fahrenheit 451" de Bradbury, me hago cargo de que sin duda está entre las grandes de la última mitad del siglo XX.
En cuanto a esas nominaciones que no se convirtieron en premio, me parece increíble que Helen Hunt fuese premiada por "Mejor Imposible". Debe ser uno de esos casos en los que no se valora la interpretación sino la película como tan a menudo suele hacer la academia. Klute la veremos esta noche, aunque para mí Jane Fonda es otra de las que merecía alguna estatuilla aunque sólo hubiese sido por su actitud y sus protestas durante los 70.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con lo que dices, Robert. Se puede excusar que Julie por los vividores perdiera el oscar contra La jane Fonda de Klute, porque las dos estaban geniales en sus peliculas y cualquiera podria haber ganado. Tambien se puede disculpar que lo perdiera ante la Marion Cotillard de la vida en rosa, que si bien la interpretacion de Julie en lejos de ella es superior, la Cotillard esta genial tambien interpretando a Edith Piaff. Pero que con su magistral y amarga interpretacion en afglerglow, pelicula independiente y poco conocida pero sin duda a revindicar y a recomendar, perdiera ante la sosa Helen Hunt de mejor imposible, donde se limitaba a hacer de comparsa de un genial Jack Nicholson, es sin duda a todas luces injusto. Uno de los grandes robos de la historia de la academia. Pero estoy seguro de que Julie ganara un segundo oscar antes o despues, se lo merece. como dices, es una de las grandes de la segunda mitad del siglo XX.

Jane Fonda es tambien otra de esas miticas actrices pro activistas de los derechos humanos y que hizo mucho ruido en los 70 contra la guerra del Vietnam y muchas otrsa causas. Esta en ese grupo de actrices revindicativas entre las que tambien se encuentran Vanessa Redgrave o la misma Julie. De echo, Julie ha sido a veces llamada la "Jane Fonda Britanica" por su similar labor de protesta contra las injusticias sociales. Sin ir mas lejos, en la ultima ceremonia de los oscars cuando fue nominada, aparte de estar preciosa con un vestido rojo, llevaba un broche para protestar contra el regimen nazi llevado a cabo en la carcel de Guantanamo y pedir su cierre.


By Mister Lennon.