La tormenta en mi interior

El día es joven, el alba hermosa, el cielo claro, las nubes nítidas, pero hay algo en mi interior que duele, la tormenta, mi tormenta.

Los humos matan el mundo, los políticos escupen mierda contra la tierra, las guerras clavan sus espinas en el planeta, pero hay algo en mi interior que duele, la tormenta, mi tormenta.

La gente sufre, las mujeres padecen, los humanos enloquecen, los animales se lamentan mudos, pero hay algo en mi interior que duele, la tormenta , mi tormenta.

Un niño echa lagrimas de pena en el asfalto, una niña escupe sangre por la enfermedad, otro niño echa babas por el hambre, un rico hijo de perra echa risas y malgasta su patrimonio, pero hay algo en mi interior que duele, la tormenta, mi tormenta.

Monstruos humanos nos acechan, palabras hirientes nos castigan, miradas de desprecio nos azotan, ignorancia y desconocimiento nos destrozan ,pero hay algo en mi interior que duele, la tormenta, mi tormenta. La tormenta de ser humano.

Quiero ver a un niño feliz y riendo mientras corre y juega. Quiero ver animales en libertad corriendo hacia el horizonte. Quiero ver un cielo despejado y poderoso. Quiero ver una tierra fértil y sana. Quiero ver como las lagrimas del alba se derraman en una flor hermosa. Quiero ser humano sin tormenta.


Les habló Mister Lennon desde Strawberry Fields.

1 comentario:

Rosario Valcárcel dijo...

Reflexión muy interesante del Sr. Mister Lennon. Muy bien hilvanada.
Un abrazo apretado.