Geraldine Chaplin

Algunas películas forman parte de los momentos más felices de mi vida. El doctor Zhivago es una de ellas.

Este año la inauguración del Festival de Cine de Las Palmas de Gran Canaria tuvo una invitada muy especial, Geraldine Chaplin. A ella la premiaron con la Lady Harimaguada de Honor; a nosotros, los espectadores, con su presencia, su palabra. ¡Qué gran momento! Ningún poeta lo hubiese hecho mejor.

Mientras ella subía al escenario empezó a sonar el tema de Lara de la película “El doctor Zhivago”, al mismo tiempo que una gran pantalla nos zambullía en escenas de muchas de sus obras cinematográficas. Todo el público de pie, aplausos, muchos aplausos. Entonces nuestra actriz estadounidense con ojos vivarachos nos confesó un secreto, un relato sublime.

-Cuando yo era pequeña estudiaba en Suiza y jugábamos a los novios, qué oficios tendrían, con quien nos casaríamos y dónde pasaríamos nuestra luna de miel. Todas las amigas de clase nos pinchábamos un dedo para que brotaran un poquito de sangre y nos situábamos delante de un mapamundi con los ojos cerrados.
Y con una voz seductora añadió: yo acerqué mi dedo al lienzo y manché con mi sangre un lugar, un lugar muy lejano: era Gran Canaria.
En ese momento se produjo el clímax. El público aplaudía más fuerte, ella sonreía y continuaba:
- A muchas de mis amigas les tocaba en el mar.

En ese instante los ojos se me licuaron, me sentí inundada por la música, por el amor que desprendían los personajes de la famosa película, del frío de Rusia, en la crueldad de la revolución, del director David Lean que plasmó con tanto éxito la obra del premio Novel B. Pasternak.

Pero sobre todo recordé a Tonya, la esposa tolerante de Yury, ensombrecida por la apasionada Lara. La música y su presencia me transportaron a la fascinación que siento por el amor, por las pasiones. Por la película El doctor Zhivago.

A partir de ese momento, nos contaba, me interesé por saber quiénes eran los guanches, sus costumbres, leí y leí, me preparé para mi cita, para mi sueño con esta isla volcánica cubierta de montañas escarpadas que constantemente baña el mar. Porque estaba segura de que cuando me casara pasaría en ella mi luna de miel. Por fin he llegado con casi cincuenta años de retraso, mi ilusión se ha cumplido.

Geraldine, con una apariencia frágil, vestida de una forma sencilla, glamorosa, estuvo insuperable.

Los sucesos, los objetos y las personas son únicos, aquel recuerdo Del doctor Zhivago fue, además de único, amoroso y bello.

Autora: Rosario Valcarcel

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Bella descripción del único momento que valió la pena en una gala pésima, pues el festival de cine de Las Palmas 2008 ha sido un fiasco.

Queen Galadriel dijo...

No sé si será verdad, pero desde luego es emocionante. Gracias por compartirlo con nosotros, Rosario. Un beso.

Rosario Valcárcel dijo...

Gracias a Vds, que están ahí, que son el vínculo de la comunicación. La proximidad que es lo que yo siento cuando alguien comenta algún escrito.

Mister Lennon dijo...

Bonito articulo sobre una bonita aneccdota acerca de una eficiente y simpatica actriz como Geraldine Chaplin que ha hecho de todo tanto en nuestro País colaborando con su marido de entonces Carlos Saura como en Estados Unidos y en Europa. Y para colmo, Hija de uno de las mas grandes figuras que ha dado esto del cine, Charles Chaplin.

Sobre el doctor Zhivago, poco puedo decir ya de esta pelicula. Mi pelicula favorita , mi actriz favorita( Julie Christie) y mi banda sonora favorita ( el hermoso tema de lara de Maurice Jarre)juntos en la misma pelicula. ¿Que mas se puede pedir? Doctor Zhivago es una de esas peliculas casi perfectas, y si bien sobresale sobre todo lo demás la gran interpretación, carisma y belleza de otro mundo de mi adorada Julie Christie como la apasionada y sensible Lara Antipova, el resto del cast esta tambien portentoso, Incluida esa modosa y paciente Tonya interpretada por Geraldine Chaplin. pero Yuri Zhivago, como hombre de criterio que era, al final supo elegir y se quedo momentaneamente con el premio gordo, es decir, la hermosa Lara.

Jose Lagardera dijo...

Rosario, sencillamente hermoso.Ademas, en eso del amor y las pasiones, eres casi gemela espiritual de Geraldine Chaplin. Te admiro y te beso,jl.