Marxismo y Pythonismo al Poder: El humor absurdo en el Cine

Siempre me ha encantado el humor más absurdo e irónico. Lo que es más, no concibo otra forma de vida sin el sentido del humor. El cine ha tenido muchos buenos cómicos y grandes ejemplos del humor más absurdo, punzante y desternillante. Pero hoy he escogido a los dos grandes grupos del humor absurdo en esto del cine, que son los tres hermanos Marx y los seis Monty Phyton.
Quizás los inventores de este invento, valga la rebundancia , sean el dueño de la verborrea más cáustica jamás escuchada y a un bigote pegado, o sea Groucho Marx, el mudo rubio más loco y desternillante jamás creado y a una rubia o varias rubias pegado, o sea Harpo Marx, y el estafador italiano de medio pelo y acento imposible a una extraña gorra pegado, o sea Chico Marx. Todo esto surgió de mano de Minnie Marx, una madre muy orgullosa de sus hijos y empeñados en que estos triunfaran en el mundo del espectáculo.

Me explico, corría el principio del siglo XX allá en Nueva York cuando un lamentable e incompetente sastre llamado Sam Marx, de familia alemana, y una cantante frustrada llamada Minnie dieron a luz a una serie de vástagos a cada cual mas brillante. Julius, Arthur, Leonard, y Milton entre ellos, pero llamémosles por sus más conocidos motes. Por orden de nacimiento: Chico, Harpo, Groucho, Gummo y Zeppo . Ya desde muy pequeños dieron muestras de sus habilidades artísticas y no artísticas (Chico era conocido por ser el mayor estafador y tunante de su barrio, gastándose todo sus jornales en las mesas de billar) y mamá Minnie se empeñó en que fueran artistas. Primero como los cuatro ruiseñores cantores (Groucho, Harpo, Gummo y un amigo de la infancia) y luego en una compañía de teatro. A base de tablas y más tablas, giras y mas giras y obras y más obras, los Marx fueron creando un estilo de humor absurdo y Kafkiano made in Marx, es decir, propio e intrínseco en cada uno de ellos. Y cada uno fue encontrando su propia personalidad artística: Groucho como el capitalista vestido de negro, con gafas, bigote falso y un enorme puro, era el más genial del grupo. Un tipo cáustico e irónico con una verborrea imparable y unas replicas tan ingeniosas que no tenían rival, aparte de ser un cantante catastrófico. Harpo baso su personaje en el mutismo mas absoluto (al principio hablaba en sus actuaciones, pero su voz sonaba tan extraña y sosa que decidió hacer de mudo por el resto de su vida artística) con una peluca rubia y rizada, gabardina tres tallas mayor que la suya y llena de artilugios y disparates, bocina en ristre y perseguidor de rubias nato. Este mudo disparatado era curiosamente el mas culto de los hermanos, y sus reuniones a principios de siglo con escritores, pintores y artistas de la época eran muy recordadas y frecuentes. Y que decir de su harpa, sus ojos enloquecidos se tornaban juiciosos y resplandecientes y su expresión concentrada cuando tocaba su querida harpa. Tanto cariño le tenía a su harpa que un día se lleno las manos llenas de sangre cuando toco hasta la extenuación un harpa con púas que le había regalado Pablo Picasso, uno de sus ilustres amigos. Chico sin embargo llevo su verdadera personalidad de estafador nato al mundo artístico, dándole un humor igual de absurdo que el de sus hermanos y un extraño acento italiano que nadie entendía. Zeppo, con su talento muy por debajo del de sus tres brillantes hermanos (sin embargo, dicen que en la vida cotidiana era el mas chistoso) se dedico a ser el galán de turno que les acompañaba, y Gummo, con un talento aún más limitado que el de Zeppo, se apeo del mundo artístico y se limito a ser el representante de sus hermanos.

Con estas personalidades definidas en años y años de tablas y vodevil, debutaron en el cine con “Los Cuatro Cocos”, a las que seguirían “El Conflicto de los Marx”, “Pistoleros de Agua Dulce”, “Plumas de Caballo”, “Sopa de Ganso” (una de las películas de humor absurdo mas brillantes de la historia del cine) “Una noche en la Ópera” (absolutamente desternillante, quien no recuerda al camarote o a la parte contratante), “Un Día en las Carreras”, “El Hotel de los Líos”, “Una tarde en el Circo”, “Los Hermanos Marx en el Oeste”, “Tienda de Locos”, y las ya más flojas y decadentes “Una Noche en Casablanca” Y “Amor en Conserva”. Toda una ristra de películas disparatadas y jocosas que nos legaron estos tres hermanos locos de atar y que inventaron el Marxismo como humor entendido. Para Terminar , algunas frases del maestro Groucho , uno de los tíos más geniales que han pasado delante de una pantalla de cine:

"La televisión es una de las cosas más educativas que existen. Siempre que alguien la enciende, me voy a otro cuarto a leer un libro."

"Inteligencia militar son dos términos contrapuestos y contradictorios."

"Jamás pertenecería a un club que me admitiera como socio."

"Estos son mis principios. Si no les gusta, tengo otros."

"¿ Se quiere casar conmigo? ¿Le dejo su marido mucho dinero? Conteste primero a la segunda pregunta."

"Esto lo entendería hasta un niño de cinco años. Vayan corriendo a buscar a un niño de cinco años, no entiendo absolutamente nada."

"Señores del jurado, Chicolini puede hablar como un idiota. Puede caminar como un idiota. Incluso puede parecer un idiota. Pero no se engañen, en realidad es un idiota."

"Segundas partes nunca fueron buenas. Excepto en el partido que vi el otro día. La segunda parte fue mucho mejor que la primera. Le pegaron al arbitro y todo."

"Si, ya se que es un chiste muy malo. Pero a estas horas de la noche no se puede esperar que todos los chistes sean buenos, ni siquiera que sean chistes."

"Perdonen que no me levante" (En el epitafio de su tumba).


Vayamos ahora al continente europeo, a la Gran Bretaña, como quien dice. Resulta que allá por los años 60, tres buenos amigos y brillantes estudiantes de Oxford, Graham Chapman, John Cleese, y Michael Palin, se reunían a hacer pequeñas representaciones de teatro de humor absurdo cerca de su universidad, a la que también acudían dos no menos brillantes estudiantes de Cambrigde, Eric Ilde y Terry Jones, y un americano medio loco estudiante en otra universidad británica llamado Terry Giliam. Todos ellos admiradores locos del Goon Show (espacio radiofónico de un grupo de cómicos británicos entre los que se encontraba el gran Peter Sellers y que trataban un humor absurdo, muy en la vena de los Marx, pero con imitaciones y voces disparatadas. Este show fue super popular en Gran Bretaña en los 50 y tenia otros muchos ilustres admiradores, como John Lennon y Dudley Moore), y con un propósito común, hacer el humor más disparatado posible , rompiendo todas las reglas posibles y batiendo todas las carcajadas posibles. Se fueron labrando una reputación a base de obras de teatro, hasta que un productor televisivo les dio la oportunidad de hacer un show humorístico en la televisión Británica. A ellos se les ocurrió un nombre para el grupo, the Monty Python, y para el show “Monty Python Flying Circus”, y ahí nació uno de los mitos de la televisión británica. Con un humor absurdo e irreverente, despotricaban contra todas las altas y pomposas esferas británicas, la religión, la política , y mil temas tabúes mas por aquellos años. Como no recordar el mítico sketch del loro siempre comentado y nunca mostrado, o los absurdos mayordomos y hombres de negocios británicos interpretados por John Cleese, con sus característicos andares. El Gentleman Cleese, el loco Gilliam, El guaperas Chapman, el melódico Idle, el iconoclasta Jones y el transformista Palin. Todos ellos juntos como una piña absurda y a punto de estallar en cada uno de sus shows. De ahí la fama mundial y el cine. Primero con algunos escarceos más televisivos que otra cosa “Se Armó la Gorda”, y luego con un estreno de un show que hicieron en un teatro en Hollywood “Monty Python en Hollywood”, con aquellos inolvidables sketches del partido de futbol entre los sabios griegos y los pensadores alemanes, y el de la venta de albatros. Luego vinieron unas cuantas películas más, "Los Caballeros de la Mesa Cuadrada y sus Locos Seguidores", “La Vida de Brian” (una película que montó mucha polémica entre la iglesia en su momento y donde un doble de Jesús, Brian, pasaba todo tipo de situaciones disparatadas al ser confundido con el mismo Jesús. Y que decir de la canción del final con los crucificados, always look at the bright side of life,) ”El Sentido de la Vida” (una película a base de sketches tan magníficos como el del señor gordo vomitando en el restaurante y la vida láctea dentro de una nevera) o “La Bestia dle Reino”. Luego, poco después, Graham Chapman fallecería y el grupo se iría desmontando, cada uno con sus carreras e intereses particulares. Cleese, Idle y Palin como actores en solitario y William (Con una brillante carrera) y Jones como directores en solitario . Y aunque ha habido algunas reuniones de los miembros del grupo en algunas películas como “Los Héroes del Tiempo”, “Un Pez llamado Wanda” o “Erick el Vikingo”, ya nada fue lo mismo. Pero siempre nos quedara para recordar , el Monty Phiton flying circus y el sketch del loro. Y que hubo un día en que seis británicos medio locos surgidos de los mas altos laureles de Oxford Y Cambridge pusieron la sociedad británica patas arriba con un irreverente show de televisión.

Y esto es todo por hoy. Marxs y Phitons por el precio de uno, humor absurdo para recordar y reír hasta la extenuación. Y ahí estan las ediciones en dvd de las películas de los Marx o de los Python y el show del Flying Circus para recordarles. Nunca la locura y el absurdo fue tan brillante y meridiano. Y es que, ¿Quien no quisiera vivir en una nación con Groucho Marx como jefe de estado, Harpo Marx como portavoz de gobierno y John Cleese como ministro para todo? Como decía antes: “MARXISMO Y PYTHONISMO AL PODER”.
Les hablo Mister Lennon desde Strawberry Fields.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

como siempre Mr Lennon nos sorprende por su exhaustivo conocimiento del mundo del cine, por su rico anecdotario, por su nivel estético. Una delicia leer a este señor, colaborador tan habitual de este blog

Roberto Samper dijo...

Estos dos grupos de humoristas han sido siempre una de mis debilidades, especialmente los Marx, aunque al igual que haces, Mr Lennon, reconozco que no siempre fueron igual de ingeniosos en sus películas. Sin embargo incluso en las menos afortunadas como Amor en Conserva, hay algo maravilloso que descubrir, por ejemplo a la elegante Marilyn Monroe.
En cuanto a los Python, las tres preguntas de "MP and the Holy Grail" son de lo mejor de la historia del cine de humor, es una lástima que en general sus películas pierdan tanto con las traducciones.
Un abrazo

Leviatan dijo...

Joder! Si como dices Groucho Marx fuese jefe de estado, Harpo Marx como portavoz de gobierno y John Cleese como ministro para todo…otro gallo cantaría.Yo soy mas Monty Python…me gusta más ese humor absurdo que el de los hermanos Marx.

Decir que los genios también son Fans. Pink Floyd dio un porcentaje de las ganancias de su exitoso álbum The Dark Side of the Moon para la producción de la famosa película cómica Monty Python y el Cáliz Sagrado. A la banda le gustaba tanto Monty Python que durante las presentaciones en vivo de Dark Side of the Moon, incluían Flying Circus, el tema de la serie.

Un saludo

Mister Lennon dijo...

Gracias por las alabanzas al anonimo amigo, inmerecidas todas ellas, como siempre digo. Pero claro que es un placer y una alegria el ver que lo que escribes gusta a la gente que lo lee y al menos haces que otra gente pase un rato entretenido y divertido o interesante y ameno.

Y amigo supuesto Leviatan, no solo los Floyd eran unos grandes admiradores de los phyton. Los beatles tambien. John Lennon era un gran admirador de todos ellos y manifesto muchas veces que hubiera preferido ser un Phyton que un Beatle. Y sobre todo George Harrison, que era un fan acerrimo del monty phyton flying circus y que les produjo varias de sus peliculas, la vida de Brian y los heroes del tiempo entre ellas.

Y una pequeña recomendacion para los fans de los Phyton, acaba de salir en dvd una edicion especial de los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores absolutamente recomendable con muchos extras sobre la pelicula y el grupo. Y que decir de la pelicula, una de las mejores de los Phyton y una de las mejores comedias de la historia del cine. Y con eso de las tres preguntas, como dice Robert, del caballero negro o del conejo asesino me descojono cosa fina cada vez que lo veo.

Rosario Valcárcel dijo...

Querido Mr. Lennon. Fantástico comentario sobre el humor en el cine
Creo que he visto casi todas las peículas de los hermanos Marx, Algunas me parecen geniales, pero quizás la mejor es "Una noche en la Opera" Con ellos la carcajada te llega sin esperarla, la risa es continua y la sonrisa te dura varios días. Gracias por recordármelos