Tres cortos sobre las relaciones de pareja

Inspirado por el artículo de Luis León Barreto titulado “Parejas Rotas”, y con la intención de volver al enfoque más tradicional y no por eso menos innovador de cortometrajes con el que comencé esta sección hace ya algunos meses, me he decidido a recomendarles un actor y director novel llamado Raúl Arévalo, cuya carrera interpretativa destaca por AzulOscuroCasiNegro, Siete mesas de Billar Francés y El Camino de los Ingleses, además de por haber participado puntualmente en diversas series como Aída, Cuéntame como pasó o Compañeros.

Entre sus trabajos tras las cámaras destacan algunos cortos presentados al NOTODOFILMFEST, donde obtuvo cierto reconocimiento en las dos últimas ediciones.

“Un Amor”, el presentado este año, es una historia corriente, de dos personas que se quieren y se compenetran, pero que acaba como muchas veces terminan las relaciones, sin que se sepa por qué o sin que se pueda evitar. Rodado con cierta pericia y sin necesidad de demasiados gastos llega al corazón mediante su enfoque y su estética cotidiana. Es un relato para que el espectador se sienta identificado y quizás incluso juegue con esa circunstancia para conseguir que los, de otro modo demasiado sensibleros, diálogos no causen empalago. A su vez, este es un reclamo para todos aquellos que piensan que realizar un corto es una entelequia por la necesidad de medios económicos y por el complejo proceso que implica un rodaje. Raúl Arévalo consigue conmover con 22 planos en poco más de 2 minutos, rodando en casa de unos amigos…



Foigrás es otra manera de entender las rupturas. Es una historia impactante, que hay que ver prestando mucha atención a los detalles y a las características de cada personaje. En comparación con “Un Amor” este corto, presentado a la edición del año pasado del festival nombrado anteriormente, es más complejo y quizás también más rico en matices. Sin embargo sigue poseyendo ese espíritu de conquista de la técnica mediante el talento y de superación de los obstáculos mediante planteamientos inteligentes.



Para terminar, y acogiéndome al dicho de “no hay dos sin tres” y de paso intentando de alguna manera maquillar el hecho de que varios de los cortos de las últimas semana eran videos de disciplinas tangentes y no lo que algunos puristas considerarían un corto cinematográfico, quiero incluir un corto en el que actúa Nacho Vigalondo, aprovechando esa coyuntura para anunciar desde aquí que el estreno de su primer largometraje parece tener finalmente fecha, el 27 de junio. Bueno, eso si no se produce el enésimo cambio en estreno que tendrá lugar después de que los derechos para el remake fuesen vendidos hace ya meses a la productora de Tom Cruise, Cruise/Wagner Productions.

Este corto, que cierra la sección hasta la próxima semana, se titula “Te Quiero” y es un remake del trabajo del 2002 del mismo nombre que también dirigieron sus autores, Raúl Navarro y Alex Montoya. El motivo por el cual realizaron por segunda vez esta obra es la presentación a una campaña de cortometrajes para una compañía tabacalera, algo que demuestra poca entereza por parte de sus creadores o quizás demasiada necesidad. No estamos por tanto ante un caso de publicidad encubierta en sí, pero si es cierto que se creo bajo el auspicio de la publicidad, a pesar de todo este corto describe de un modo, en mi opinión muy interesante, las relaciones humanas.



¿Qué les parecen los cortos? ¿Qué opinan de la publicidad encubierta? ¿Es mejor el enfoque de algunos directores que inventan marcas para sus películas? ¿Debemos actuar como nos muestran en el primer corto o en el tercero? Estas y otras preguntas hallarán respuesta en el próximo episodio de… ENREDO

Autor: Roberto Samper

5 comentarios:

luis león barreto dijo...

Roberto: propongo que hagamos un blog sobre relaciones humanas incidiendo en el sexo que es la principal relación humana. Bueno, es broma. Lo digo por el éxito de tus 50 consejos, con tantas opiniones contrastadas. Los vídeos que recomiendas están bastante bien, así que adelante. Ah, y suerte con eso que tienes entre manos.

Mister Lennon dijo...

Me sumo a la propuesta de Leon Barreto y añado un posible debate semanal entre mi amigo anomimo y yo mismo titulado " poesia amarga y abstinencia sexual: tanto monta, monta tanto". Exito asegurado sin duda.

Ahora medio en serio y dejando de lado las chorradas mentales a las que soy tan aficionado, los tres cortos que propones me parecen bastante intersantes , sobre todo el tercero de ellos, y da que pensar sobre las muchas vías que recorren las relaciones humanas.

Rosario Valcárcel dijo...

Me han gustado los tres.
El efecto sorpresa está conseguido. Creo que son muy buenos y nos hace pensar que cualquiera de ellos podríamos haber sido nosotros. ¿o no?

El primero por supuesto está dentro de mi línea, del amor y del desamor. El texto es genial y los planos también el 22 es quizás el más representativo, una puerta que se cierra. Nunca me han gustado las puertas cerradas y en este caso con las llaves puestas. Simbólico.
Foigras.- Ante una conquista nada se le pone en medio. Es capaz de lo que sea. Bien hecho.
Te quiero.- Muy actual. Refleja ese mundo muy de moda del consumo, de la ansiedad por comer. Y que la va a dejar porque entre otras cosas está gorda.
Pobreza mental.

Anónimo dijo...

"El motivo por el cual realizaron por segunda vez esta obra es la presentación a una campaña de cortometrajes para una compañía tabacalera, algo que demuestra poca entereza por parte de sus creadores o quizás demasiada necesidad."

Pffff... JAJAJAJAJA Vaya CHORRADA

Roberto Samper dijo...

Pffff... la verdad es que no me esperaba que a alguien le pareciese ese párrafo una chorrada y nadie se metiese con el final del post que es una parida aún mayor.

La razón por la que a mí me parecía triste que hiciesen este remake, es que aparentemente la marca de tabaco exigió que presentasen un "remake" de "Te quiero", desechando todas las demás propuestas que enviaron Raúl Navarro y Alex Montoya, y además se les exigió que tuviese elementos de Road Movie y una estética similar a "Buffalo '66", con lo que en cierta medida estamos hablando de un encargo en lugar de "una creación independiente". No deja de ser una chorrada, pero yo prefiero que se deje libertad a los creadores en lugar de exigirles y decirles como deben hacer su trabajo.

Un saludo.