Ha comenzado la campaña Electoral

Acaba de comenzar la campaña electoral. Eso se nota en el ambiente, se palpa en las calles, se escucha en los medios de comunicación, se discute en las tertulias, se observa en Internet…

Los próximos cuatro años de gobierno en España dependen de la decisión que tome dentro de poco el pueblo, o al menos una parte de él, puesto que desgraciadamente somos pocos los que hacemos uso del principal derecho de nuestro sistema.
Ahora recuerdo a esos que se llenan la boca criticando los regímenes totalitaristas antidemocráticos cuando nunca han ido a un colegio electoral a votar. También a los otros que se preguntan para qué ya que “todos los políticos son unos mentirosos” o que alegan “no estar interesados en esos temas” añadiendo para sí mismos una denominación de los más “chic”: “yo soy apolítico”. Por último los hay que votaron como algo excepcional, una vez, empujados por la ira mediática de unos atentados o por la creencia de que el partido en el poder les tomaba el pelo y, casi sin pensar en las alternativas, votaron por un cambio en el que probablemente no creyesen o simplemente desconocían lo que les podía suponer. Esos mismos que ahora engrosan la segunda o primera categoría a pesar del espejismo de lucidez que supusieron los anteriores comicios.

El voto es necesario. Pero lo mejor sería que no fuese un voto al carisma de uno, o contra el semblante del otro, al marketing de la campaña o a la retórica en el debate. Lo correcto, lo que verdaderamente debería hacerse, es olvidarse del sistema americano en el que las elecciones son un espectáculo de masas en el que el número de pestañeos por minuto de cada candidato está medido y debe coincidir con determinadas palabras clave; y votar a un programa, puesto que al fin y al cabo, las elecciones no están para decidir quién será el presidente del gobierno, lo cuál se decide internamente en los partidos políticos, sino qué partido y, más importante aún, que decisiones queremos que sean tomadas en nuestro nombre.

Con esas premisas, en mi humilde opinión, cada ciudadano con derecho a voto debería leer las propuestas de cada agrupación política y tratar de observar cuáles se acercan más a la imagen de España que queremos. Pensar en los temas candentes, lo que cada uno considera importante y ver que respuestas da uno u otro partido. No decir que se es apolítico puesto que eso quizás similar a decir que me da igual que se haga con mi vida lo que los demás quieran. No me importa que otros decidan si debo llevar este modelo educativo o el otro, si debe prohibirse esto o aquello, si es vida una cosa o la otra. Ser “apolítico” se parece para mi gusto demasiado a no tener opinión, a no haber reflexionado o quizás incluso a ser irracional.

Aquí, a un clic de distancia de todos los lectores, se encuentran los programas electorales y algunos resúmenes creados por las propias agrupaciones políticas, de cinco distintas posibilidades para el día 9 de marzo.

Si se llaman elecciones es porque podemos elegir. Hagámoslo. Pero antes pensemos. Imaginemos un sistema y votemos por él, y no por la imagen de seguridad que desprende alguien cuyos ideales desconocemos.

Programa del Partido Socialista Obrero Español

Resumen del Programa del PSOE

Programa del Partido Popular
Resumen del Programa del PP

Programa de Izquierda Unida
Resumen del Programa de IU

Programa de Unión Progreso y Democracia
Manifiesto de UPyD

Programa de los Verdes
Resumen del Programa de los Verdes


Autor: Roberto Samper

9 comentarios:

Leviatan dijo...

Querido supuesto amigo Samper, creo que la persona que decide no votar esta en su libre derecho, ya que vivimos en una democracia.

Por ello no se puede decir que las personas que no votan, no tienen opinión.¿Es más valida la del que vota?¿Porqué?¿Por haber participado? Todos expresamos y exponemos nuestras ideas como queramos, algunos la plasman en una papeleta y otros discutiéndolas con sus amigos...sinceramente me parece un planteamiento obtuso.

Respecto a las pasadas elecciones, si te soy sincero, creo que el partido que ganó, lo hizo gracias a los atentados acontecidos en ese fatídico día que fue el 11 de Marzo. No te quito razón cuando dices que la gente voto a lo primero que vio y sin haber barajado otras alternativas.
Pero que digas que los hay que votaron empujados por la ira mediática de unos atentados o por la creencia de que el partido en el poder les tomaba el pelo...eso es insultar a la inteligencia de un país. Y este país y su gente con sus pros y sus contras, creo que saben cuando les están mintiendo...y el gobierno que estaba en el poder en aquel entonces jugó al gato y al ratón con todos los españoles y lo pagaron caro, un voto de castigo en toda regla.

Si volviese a pasar, te aseguro que la gente obraría igual, independientemente del partido que gobierne. El voto es necesario, no cabe duda, pero ya somos mayorcitos y sabemos como funciona la política y la corrupción que hay detrás de toda ella. Lo que hay en el panorama no gusta a nadie, faltan líderes, sabia nueva y hasta que no dejen paso a nuevas generaciones, tendremos a los mismos dinosaurios durante décadas.

Un placer.

Roberto Samper dijo...

Comienzas tu respuesta aclarando que vivimos en una democracia, es decir en un estado que se rige por el “gobierno de todos” y lo haces sin embargo para justificar la libertad de cada individuo a no ejercer sus derechos, a participar en la política y por tanto tomar las riendas del futuro de su nación y por ende de una parte de sus vidas. Debo ser aún más obtuso de lo que crees, ya que no acierto a entender a donde lleva tu argumentación:
Por una parte parece que me das la razón cuando decía que el voto de algunos las pasadas elecciones fue poco meditado y un tanto visceral, pero a la vez te enerva mi consideración de que el voto estuvo mediatizado por los atentados, un punto de vista que en cierta manera también pareces compartir al decir que fue un castigo al PP.
Lo peor de todo, es que con tu alegato me has hecho recordar la abulia y la amnesia que sufre este país de gente que no se deja tomar por el pelo, ya que hasta antes del 11-M las encuestas daban por favorito al Partido Popular a pesar de la guerra contra la que tantos se manifestaron, de la huelga general y sobre todo (aún más hiriente debido a que ni siquiera la crisis de los atentados ferroviarios consiguió evitarlo) del Nunca Mais gallego.
Sin embargo creo que me has malinterpretado ya que mi objetivo no era simplemente que se participase en los comicios del 9 de marzo. Yo iba más allá yo quería que se hiciese y además con fundamento, leyendo las propuestas de cada partido (esa es la razón de que incluyese programas y resúmenes al final del post) y no dejándose llevar por lo buena que fue la réplica de uno u otro en el debate o por la imagen que nos venden cada partido de sus adversarios políticos.
En cualquier caso tengo que darte la razón en una cosa, hay muchos modos de expresar la opinión aparte del voto y todos ellos tienen su importancia, pero ocurre que de todos los modos de comunicar los ideales, en la democracia, el que sirve para definir quién de entre todos los demás ciudadanos nos representará y tomará por nosotros las decisiones, formará irremediablemente parte de un partido que habrá sido elegido mediante el sufragio.
Finalmente, quisiera aclarar además mi opinión acerca del panorama actual, que con sus defectos, tan obvios en ocasiones, es mejor de lo que ha sido en otros períodos de la Historia, pero sería mejor si cada uno de nosotros, en lugar de darlo por perdido, pusiésemos todo nuestro esfuerzo en mejorarlo; quizás como tú dices haciendo posible ese cambio generacional, o simplemente, aportando como grano de arena una sana discusión política en un medio al alcance de todos como es Internet.

Un abrazo,

tu supuesto amigo, Roberto Samper.

Leviatan dijo...

Supuesto amigo Samper, las propuestas políticas que expones en tu post me parecen muy razonables e incluso necesarias.
No cabe duda que es una muy buena información para la personas que se sientan indecisas de cara a las próximas elecciones y les ayuden aclararse o a identificarse sobre que partido votar.

Vivimos en una democracia, cierto, y conseguida después de años de dictadura y muerte. Gracias a esa democracia existe una convivencia social en la que todos somos habitantes libres y bajo esa libertad, uno puede decidir no votar. Los tiempos han cambiado y menos mal!, es verdad que en comparación con otras épocas, hoy se vive mejor, pero la corrupción política sigue existiendo y va a más. Un mundo monopolizado por empresarios.

Que votamos, ¿unos ideales o al empresario de turno que ha financiado la campaña política? Sabemos como funcionan estas cosas y no nos queda otra que aceptarlo. Triste pero cierto.

El voto de las pasadas elecciones fue muy poco meditado, en las encuestas daban al PP como favorito, habrían ganado las elecciones si no hubiese pasado lo que paso y sigo pensando que el Partido Socialista ganó las elecciones gracias a un atentado, les vino de perlas. ¿Un voto mediático?, acuérdate del famoso “pásalo”…lo que enervo a la gente fue que el gobierno ante una crisis como la que se estaba viviendo esos días, mintiera sobre el origen de los atentados, y de paso aprovechar y encasquetárselos a otros…todo para no perder votos.

Mientras en España se vivía con incertidumbre lo que se estaba viviendo, el PP se encargaba de confundir al mundo enviando telegramas a las embajadas Españolas en los que se apuntaba los atentados a la autoría de ETA.

Así que, creo que ya no es que fuera un voto mediático o un voto de castigo, si no que el Partido Popular se ganó a pulso perder las elecciones, por mentir. Ese cuento de atentados teledirigidos para perder elecciones, ya no cuela…llenaron el baso con mentiras y se rebosó.

Ojala todos podamos mejorar el panorama, y por poner un ejemplo que sirva este Blog de iniciativa, donde desde el respeto y la tolerancia se puede intercambiar opiniones con un supuesto amigo como tú. Yo solo quiero intercambiar ideas y escribir desde la humildad, ya que no soy ningún profesional…ha sido un detalle que hayas contestado.

Un placer.

Anónimo dijo...

Me ha agradado recibir este post de alguien que se molesta por hacer entender a los demás la importancia de tener una cierta cultura política, siendo el mínimo acto que debiera todo español, el conocer los planteamientos de cada partido para mejorar este país.
La cruel realidad y no digo que los españoles sean tontos, es que nuestro país en su inmensa mayoría es muy inmaduro en lo que a la política respecta, no por el hecho de llevar más o menos años viviendo la democracia sino por la actitud que la mayor parte toma a la hora de dar su voto, dejándose llevar por lo que se hace entender y no por lo que realmente pueda ser capaz una persona de juzgar teniendo un amplio conocimiento de lo que al alcance esta de todos, tanto en Internet, en la televisión, en periódicos, etc.
Pero no por pensar, que es importante el saber, deba ser único argumento a la hora de dar un veredicto, creo también que debe convencer el equipo y representante de ese equipo al que vamos a votar, pues no solo es su programa electoral lo que rige un mandato, aun más importante la actitud de la persona o grupo de personas ante diversas situaciones de gobierno en las que se pueda encontrar.
Por último, Estoy convencido de la importancia que tiene participar como votante, ya sea dando voto en blanco o dando un voto nulo, por que de esta forma se refleja lo que realmente uno piensa, aun sin querer formar parte de este sistema, por que no ir a votar es como ponerse un esparadrapo en la boca, no ir a votar es no hablar nuestro idioma y difícilmente podrá ser entendido.
Saludos.
(by sinner)

Roberto Samper dijo...

Gracias por los comentarios.
No niego que el talante de los candidatos pueda tener cierta importancia en determinadas situaciones, sobre todo cuando en ocasiones se trata de individuos incapaces de reconocer errores, o que incluso a veces años después de ser presidentes hacen declaraciones fuera de lugar que perjudican a su partido y a la sociedad española.
Sin embargo creo que por desgracia ese no es unn rasgo tan objetivo como un programa, y que además los partidos pequeños juegan con una tremenda desventaja al no tener la misma repercusión en los medios.
Un abrazo,
Roberto Samper

Anónimo dijo...

Siento decir que ese último comentario me ha dolido, sobretodo por pensar que la actitud que se mantenía era la de objetividad y no partidismo, el pasado, pasado es y vivir en él es insentido (no queriendo decir que olvidarlo sea recomendable). Y no me refería al talante, que más uno que el otro intenta hacer ver aun sin tenerlo, sino a la capacidad de gobernar que pueden demostrar y a la actitud que tomen a la hora de decidir lo mejor para nuestro país, que eso se refleja muy superficialmente ahondando en su estudio y no a simple vista en su programa. Me ha indignado este, repito último escrito, por que la verdad importa más la persona o personas, que las ocurrencias escritas para mejorar la situación, por que los escritos como las palabras se las llevará el viento y la persona o personas estarán ahí , dependiendo de su capacidad, para afrontarlas. Por eso siento decir que no estoy deacuerdo con lo dicho, y ya por último ratificarme en el hecho de que no votar es excluirse de nuestra sociedad, y el no creer en nuestro sistema, se puede hacer ver en un voto nulo, por que no votar hace entender que no te interesa el país y que estas deacuerdo con la mayoría (y soy del
PP, y digo: ¡¡¡a votar!!!).
Saludos.
(by Ripper)

Roberto Samper dijo...

Siento que resulte decepcionante mi consideración acerca de la importancia del talante de los máximos mandatarios. Yo soy el primero que, de cualquier modo, intento evitar que sea un factor decisivo a la hora de tomar partido por una u otra formación política, puesto que como dices, no llegamos a conocer a los candidatos, sino sólo la imagen que los medios dan de ellos. Así, en la intimidad puede que sean personas admirables con una humildad sin precedentes, pero los medios y sus asesores de imagen (con cierta lógica mediática) nos los venden en la mayor parte de las ocasiones como personas autoritarias y en ocasiones incluso un tanto radicales.
No me refería únicamente al PP cuando decía que los ex-presidentes suelen perjudicar a sus partidos, aunque si creo que, objetivamente se podría decir de las declaraciones de Aznar sobre las copas de vino que él se puede tomar antes de ponerse al volante, y también se puede aplicar a Felipe González y alguno de sus discursos acerca de la oposición política en la actualidad, que lejos de tener una actitud conciliadora por el bien de los españoles, parecen querer eliminar del panorama electoral al Partido Popular.
No me refería por tanto al pasado, sino al presente y a como la situación actual de "gurús" de sus partidos que parecen gozar los antiguos mandatarios en cierta medida imposibilita o pone trabas a la evolución ideológica del partido. Si hubiese querido hacer propaganda fácil anti pp o (¿por qué no? anti psoe) hubiese sido fácil sacar a colación todos los errores que cometieron durante sus legislaturas y también sería fácil hacerlo de otras fuerzas de oposición, puesto que ningún partido es infalible y exponerse a la opinión pública inevitablemente lleva a cometer errores a la vista de todos.
Mi propuesta sin embargo era distinta, no vivir en el pasado dejando que la figura de los ex presidentes maneje los hilos dentro de sus partidos, sino avanzar hacia un futuro distinto que, como dices, aprenda de los errores del pasado.
Sigo viendo el programa electoral como una plasmación de los intereses del partido, una guía de actuación o si lo prefieres una promesa hacia los votantes que trasluce de un modo más objetivo las intenciones de esas personas, que la imagen que nos podamos hacer de los candidatos, por el hecho de que en mi opinión es más sencillo manipular mediante el discurso y también, puesto que no soy votante de ninguna de las dos fuerzas políticas predominantes, debido a que no tienen las mismas posibilidades los partidos pequeños, a los que creo no se debe olvidar y estoy seguro de que en ocasiones representan mejor a muchos "desencantados" que acaban no participando o dando voto en blanco (no digo que a todos).
No puedo ser imparcial, ya que obviamente yo tengo una opinión que condiciona en mayor o menor manera mi modo de entender la política, pero creo que con algún esfuerzo, e intentado ser equitativo, ya que ni he criticado a ningún partido en concreto ni he apoyado tampoco a ninguno en particular, sólo he resaltado la importancia de participar y de tener en cuenta todas las alternativas y no sólo las dos mayoritarias; ya que bajo mi punto de vista, la riqueza de la democracia se vería muy mermada si se privase de matices al panorama político.
Un abrazo,
Roberto Samper

Leviatan dijo...

Este comentario lo hago desde el respeto, es una reflexión sobre las elecciones que tenemos a la vuelta de la esquina.

Supuesto amigo Samper, coincido contigo en que no hay que menospreciar a los partidos pequeños, ya que estos son decisivos a la hora de formar coaliciones y gobiernos y que a diferencia de los dos grandes paridos, pueden ofrecer un programa político más llamativo.

Tienes razón sobre esos ex presidentes que manejan los hilos en la sombra, como dije en un anterior post, son dinosaurios que se niegan a ser extinguidos y por lo tanto hacen un daño terrible a sus partidos con declaraciones salidas de tono.

Sabia nueva, eso es lo que necesita este país, dar el paso a nuevas generaciones.

El Arte de lo imposible

Año de elecciones, meses de campaña, semanas decisivas…a los políticos le entran las prisas por convencernos con su programa electoral. Calles adornadas con mentiras y promesas que quedan en el olvido, eso es la política, El Arte de lo imposible.

¿Qué votamos?, sinceramente, lo que hay en el panorama actual no es muy alentador. Llevamos semanas sufriendo el latigazo mediático de unas elecciones que en los últimos días se han caracterizado por los debates televisivos.

El debate esperado entre el Presidente del Gobierno y el líder de la oposición. Hay millones de problemas en este mundo, todos los días ocurren desgracias, muertes, guerras y demás injusticias…y las cadenas de televisión nos bombardean con este jodido debate, como si no pasara nada más, como si no hubiese noticias más relevantes.

Primero, que si en esta cadena no se hace el debate, porque es de izquierdas, que si en esta otra no porque es de derechas…segundo, tenemos que pactar que tipo de preguntas realizar para no hacernos demasiada pupa y así engañar a la audiencia.

Tercero, construir un mega plató donde todo el decorado este acorde con los candidatos, que no predomine este color más que otro, mariconadas así…total que haya igualdad. Un plató construido con dinero de todos los españoles y que ha salido muy caro, decir que la mesa tiene forma de nave espacial, si recuerdan la serie V, ya sabrán a que me refiero.

En este decorado se decide el futuro de los españoles, en este decorado juegan con la buena voluntad de personas que luego van a ir a votar, ¿son estas las personas que deciden nuestro bienestar social, económico…? Lamentablemente es así. Donde están esos años en los que uno luchaba por unos ideales y apostaba por los cambios, donde están esos líderes carismáticos que te empujaban con sus gritos alentadores hacia la libertad.

Ya no hay líderes, solo hay corrupción y empresarios en la sombra jugando a ser políticos…Yo no soy quien para decir que decidan ir a votar o no, que cada uno obre como lo cree oportuno. Al presidente actual le sobra talante y le falta talento…sería un gran Ministro de Asuntos Exteriores o Embajador de buena voluntad, demasiado diplomático

Y el “Rajao”, quería decir Rajoy…pues, no se como calificarlo, creo que tiene demencia histórica y es la marioneta de esa cosa llamada Aznar. El Partido Popular es tan egocéntrico y visceral, que prefiere cargarse a la gente que vale de su propio partido, antes que darle a estos el protagonismo que les lleve a ganar unas elecciones.

Según dice Rajoidy, ahora zapatero apoyó la guerra de Irak…hay que joderse! Estos señores del PP, necesitan tomar magnesio. Yo no quiero entrar en el debate de,” es que ustedes hicieron esto”, “pues ustedes esto otro”…no, para eso están los patios del colegio. Jugar con la historia y que la manipulen, no.

A ese señor de bigote llamado José María Aznar y a sus secuaces, George Bush y Tony Blair, deberían llevarlos ante un tribunal internacional y jugarlos como asesinos. Son los responsables de una guerra sin sentido “coño me olvidaba del petróleo” y del genocidio de miles de personas.
El Rajao está siempre recordando a Zapatero que haya negociado con ETA. Estimado señor Rajoidy, desde la etapa de Adolfo Suárez se ha negociado con ETA, Felipe Gonzáles también negoció y ustedes también, ¿o ya no recuerda que usted fue ministro del interior por aquel entonces?...que hipócritas.

Porque digo todo esto, pues porque el Partido Popular quiere ganar unas elecciones basadas en mentiras y en hacer una política del miedo. Primero, todas las mañanas se encargan de envenenar el ambiente con ese ser parecido a Gollum, llamado Federico Jiménez Losantos, segundo, la secta de la Conferencia Episcopal y su alter ego Rouco Varela tocando los cojones, que si la familia va a desaparecer, que si los Gays son el demonio…menudos cabrones! todo este ambiente se encarga de enturbiarlo el Partido Popular.

Por el bien de la humanidad y por el del España, que estos señores no vuelvan al poder. Lo que hay ahora mismo, es una mierda, no me cabe duda…pero si vuelve el PP, espero que exista un Dios y nos coja a todos confesados, porque las pasaremos canutas.

Amén.

Anónimo dijo...

Ey que dejais ésta sección vacía.Comentar los resultados de iu,y si pensais que éste es un fracaso absoluto que hará que de manera definitiva se instaure el bipartidismo en España o por el contrario puede renacer.
saludos