Eveready Buried Treasure, un Corto de animación porno de los años 20

Para el corto de esta semana he decidido cambiar un poco de registro, darle algo de brío a la sección de Sexualidad y Erotismo que hasta ayer parecía un poco abandonada, explicar el por qué de su icono en la columna de la izquierda, promocionar nuestra nueva sección de consejos diarios para una mejor vida sexual, también en la columna izquierda, e intentar mostrar otra vertiente del mundo de los cortometrajes, la animación, todo ello mediante sólo un video.

Se trata de “Eveready harton in Buried Treasure” también conocido simplemente como “Buried Treasure”, un film realizado en 1929 por tres estudios diferentes que, hasta el 2002 estuvo perdido en la memoria de sólo unos pocos afortunados que tuvieron la suerte de verlo en su momento o en esporádicas proyecciones de pornografía de época que tuviesen lugar en ferias o eventos similares.

Pero, tal como decía, 2002 fue el año de la resurrección de Eveready, ya que una colección de pornografía de entre 1905 y 1930, compuesta por múltiples fragmentos de cine mudo, conocida como “The good old naughty days” (nótese que el adjetivo naughty de significado travieso, es usado muy a menudo en rituales de sadomasoquismo o fantasías de dominación: “you have been naughty so now I’m going to have to punish you!”… yo mismo me pregunto de dónde he sacado este tipo de información…).

Lo cierto es que el mencionado recopilatorio de escenas pornográficas de comienzos del siglo XX fue un éxito y llegó a ser proyectado en cines británicos con la categorización “no recomendada a menores de 18 años”, lo cuál llama un poco la atención tratándose de pornografía, para la cuál existe una categoría propia: “película clasificada X”.

El DVD, disponible a la venta si alguien quiere observarlo con más detenimiento, ha sido publicado en España con el nombre “Golfos y picardías de antaño”, distribuido por Filmax y fácilmente adquirible en Internet. Son, quizás no fruto del azar, 69 minutos de imágenes de archivo, incluyendo una adaptación de Madame Butterfly, y algunas otros arquetipos, y tendencias sexuales varias entre las que se incluye la zoofilia. Eso sí, al menos en lo que respecta al corto que vamos a ver, que como debe haber quedado claro por lo anteriormente expuesto, no es recomendado para menores de 18 años, su valor se encuadra quizás más en lo que a un documento erótico o de interés cultural se refiere y su valor con fines masturbatorios probablemente sea algo escaso.

Sin más dilación les dejo con las aventuras de Eveready, un tesoro que, una vez desenterrado, pensé que merecía la pena guardar en el Arca.



Como última nota quisiera “traducir” un detalle: tras copular con la chica del video Eveready huye despavorido al ver que un cangrejo le pellizca el pene. Esto de apariencia tan surrealista para los hispanohablantes, no es más que una metáfora visual bastante simple para los ingleses, puesto que ladillas en inglés se dice “crabs”, la misma palabra que usan para denominar a los mencionados crustáceos marinos. ¿Debemos por tanto considerar esto como una advertencia, o una cierta moraleja acerca de la posibilidad de contraer enfermedades de transmisión sexual al no practicar el sexo seguro?

Autor: Roberto Samper

3 comentarios:

luis león barreto dijo...

genial aportación de Roberto, este corto es un vacilón verdadero. Esperamos futuras aportaciones similares, pues aparte de hablarnos de la estética de los años 20, tiene un toque surrealista y humorístico de mucho nivel. Enhorabuena.

Roberto Samper dijo...

Por lo pronto el viernes que viene volveré a recomendar un corto un tanto más convencional, pero si encuentro la versión de Madame Buterfly buscaré un hueco para compartirla desde aquí. Gracias por tu comentario, un abrazo.

Anónimo dijo...

http://www.maps.google.com/ - [url=http://www.wikipedia.org/]wiki[/url]
mail