2001: Una odisea del espacio

Stanley Kubrick ha sido sin duda alguna uno de los grandes genios del cine. Capaz de abordar géneros tan dispares como el cine histórico, el melodrama morboso,el suspense, el bélico, el terror, la violencia futurista o la ciencia ficción pura y dura, y también capaz de un perfeccionismo casi obsesivo ( obligo a filmar tanto a Shelley Duvall en el resplandor o a Tom Cruise en eyes with shude mas de 100 veces la misma escena), el genio americano de origen británico siempre fue polémico y brillante a la misma vez. Sin duda, de entre sus obras mas controvertidas y polémicas se halla este 2001: una odisea del espacio. La ciencia-ficción venia de un bucle de indefinición después de una brillante época de magnificas películas de serie b como “planeta prohibido”, “ultimátum a la tierra”, “ el enigma de otro mundo”, o “ la invasión de los ladrones de cuerpos”, y se estaba buscando renovar el genero de una manera drástica y adaptarla a las nuevas tecnologías de la época. En el año 1968 dos coincidieron dos filmes claves en el resurgir del genero y padres y madres de las futuras y maravillosas “la guerra de las galaxias”, “ encuentros en la tercera fase”, “ E.T. el extraterrestre”,“alien, el 8º pasajero” “ la cosa”(remake de el enigma de otro mundo)o “ blade runner”, y no son otras que “ el planeta de los simios” de Franklin J. Shaffner y esta obra de Kubrick que nos ocupa. De la obra de Shaffner con Charlton Heston ya hablaremos en otra ocasión, pero sin duda la película de Kubrick fue un antes y un después en el genero.

La historia no puede ser más sugestiva e intrincada a la misma vez. Se empieza en la época de la prehistoria, con una comunidad de monos echados de su terreno por otra tribu forastera. De repente, aparece una extraña figura negra y alargada, conocida como el monolito, que tiene un insólito influjo sobre los monos, que después de ver y adorar a la figura, maduran, evolucionan y se vuelven más humanos que nunca, y más agresivos a la vez, reconquistando su territorio sobre la tribu invasora y utilizando los huesos de sus despojos como armas para derrotar y matar a sus enemigos. Cuando el jefe de la tribu protagonista lanza al cielo un hueso en señal de victoria, se produce una de las más extrañas y a la vez hermosas elipsis temporales y somos trasladados al futuro, cuando en la tierra son recibidas unas extrañas señales del planeta Júpiter y es enviada una expedición para descubrir el origen de tales señales. Al mando de la nave, y como ayudante de los tripulantes, esta el ordenador HAL 9000, con voz propia. Cuando la expedición se va acercando a su objetivo, HAL se revela contra sus tripulantes y asesina a uno de ellos, y el otro no tiene más remedio que desconectarlo. Una vez llegados al planeta Júpiter, el austronauta superviviente, Dave Bowman, descubre al extraño monolito que se vio en la primera parte de la prehistoria, y experimenta un extraño renacer.


Sin duda, el enrevesado argumento y el significado del monolito es la parte más controvertida de la película, pues sugiere muchos y variados elementos , no del todo claros( a posta, por supuesto), que dan lugar a múltiples interpretaciones. Esta es sin duda uno de los grandes valores de la película. ¿ Es el monolito una inteligencia extaterrestre? ¿ Algo humano? ¿Algo divino? ¿ Una representación de nuestros sueños? ¿ Algo real? ¿ Algo relacionado con el proceso evolutivo de la humanidad? ¿ Un elemento desestabilizador? ¿ Una puerta al más allá? Estas y otras muchas más teorías han sido manejadas por los estudiosos de esta obra maestra y aún hoy día, sigue despertando la mayor de las controversías.


Pero aparte del confuso guión de Kubrick y Arthur C. Clarke, autor de la novela original en la que se basa la película y que se titulo “ the centinel”, la película es un cúmulo de aciertos y elementos que funcionan como un mecanismo de relojería suiza. Desde la banda sonora clásica con temas como el “así habló Zaratrusta” de Richard Strauss o “ el Danubio azul” de Johan Strauss, a los increíbles e innovadores efectos especiales de Dalton Trumbo y el propio Kubrick, ( galardonados con el oscar) a las increíbles y hermosas escenas del film, a cada cual mas emotiva fascinante( el principio con los monos, cada nueva aparición del monolito, el contraste entre la frialdad de los humanos y la calidez y humanidad de HAL, la muerte de HAL mientras este le suplica a Bowman que por favor no le desconecte y canta su canción favorita( Daisy), toda la orgía visual del final con la muerte y resurrección de Bowman y su encuentro con el monolito, todo un hito para la época de las drogas alucinogenas y la contracultura de los 60), etc.


Por estos motivos y más, por ser una de las obras mas discutidas e indiscutibles del séptimo arte, por sus innegables valores de puesta en escena , y sobre todo, por lo enrevesado y abierto a interpretaciones de su argumento, he escogido 2001: una odisea del espacio como la película a debatir. Ahora les toca el turno a ustedes para poner sus impresiones. La guerra de las galaxias nos divirtió a raudales, alien nos aterrorizo, Blade Runner nos fascino e intrigo, pero 2001 vino antes y abrió el camino de la era moderna de la ciencia-ficción.


2001: Una odisea del espacio

TITULO ORIGINAL 2001: A Space Odyssey
AÑO 1968
DURACIÓN 139 min.
PAÍS [Reino Unido]
DIRECTOR Stanley Kubrick
GUIÓN Stanley Kubrick & Arthur C. Clarke (Novela corta: Arthur C. Clarke)
MÚSICA Varios (Richard Strauss, Johann Strauss)
FOTOGRAFÍA Geoffrey Unsworth
REPARTO Keir Dullea, Gary Lockwood, William Sylvester, Daniel Richter, Douglas Rain (HAL 9000 voice), Laonard Rossiter, Margaret Tyzack, Robert Beatty, Sean Sullivan, Frank Miller, Penny Brahms, Alan Gilfford, Vivian Kubrick
PRODUCTORA MGM

Más información
1968: 1 Oscar: efectos visuales / Ciencia-Ficción

SINOPSIS: La historia de la humanidad, en diversos estadios del pasado y del futuro, es narrada en la película de ciencia-ficción de culto por excelencia de la historia del cine. Hace millones de años, en los albores del nacimiento del homo sapiens, unos simios descubren un monolito que les lleva a un estadio de inteligencia superior. Otro monolito vuelve a aparecer, millones de años después, enterrado en una luna, lo que provoca el interés de los científicos humanos. Por último, HAL 9000, una máquina de inteligencia artificial, es la encargada de todos los sistemas de una nave espacial tripulada durante una misión de la NASA. (FILMAFFINITY)

Autor: Mr Lennon

4 comentarios:

luis león barreto dijo...

magnífica interpretación de una magnífica película del genial Kubrick. Por cierto ¿sabían ustedes que Kubrick rodó en su estudio británico la llegada del hombre a la luna en 1969? Lo ha dicho el canal francés Arte, lo vi de madrugada y me lo creo. Resulta que Nixon tenía miedo de que se chafaran las comunicaciones en el momento cumbre, lo cual sucedió; y para asegurarse el éxito la NASA emitió el "documental" grabado por Kubrick. El hombre sí llegó a la luna, en posteriores envíos sí se vio la escena real. Pero en julio del 69 lo que vimos fue un montaje.
De cualquier forma, 2001 es genial. Llena de símbolos, llena de elipsis. Hal, por ejemplo, es Ibm; son las letras que le siguen. Comn 19 años me tocó hablar de esa cinta en el cine Numancia, Sta Cruz Tenerife; la gente me dijo: chico apareció por allí el León Barreto desgarbado y mal vestido, pero cuando empezó a hablar dijo cosas interesantes. Era la primera vez que hablaba en público. El cine estaba a reventar.
Enhorabuena a Mr Lennon, eres un tipo fantástico

Anónimo dijo...

León, eres un egocéntrico, utilizas un supuesto elogio a otra persona para hablar de ti!!! Ay, chico...

Mister Lennon dijo...

Que facil es hablar desde el comodo anónimato. Si es que de valientes esta repleto el mundo.

Alfonso dijo...

Hablar de “2001…” es complicado cuando sólo la he visto dos veces (la 2ª hoy para recordarla después del primer visionado hace de más de 20 años…) y en ambas ocasiones no he dejado de desear que acabase cuanto antes! Kubrick me parece un director irregular, para nada un genio, de cuya obra destaco “Espartaco”, “Atraco perfecto” y "Senderos de gloria", y en menor medida “La naranja mecánica” y “La chaqueta metálica”. Lo demás me gusta más bien poco o nada, y algunas de sus películas me resultan insoportables, como “Eyes wide shut”. Creo que es un director que peca de abstracto y de intelectual.

A pesar de ello, y sin ningún afán de polémicas, he vuelto a ver “2001…”, y ahora la comento por consideración a Mr. Lennon, y por cumplir con el compromiso de ver y comentar entre todos una película semanalmente. Por cierto, me gustó mucho tu análisis-presentación de esta película.

De “2001…” lo que más me gusta es la 1 ª parte con el origen de la Humanidad representada en la comunidad de simios, y parece que la película promete, pero luego decae y se me hace pesado ver el resto… A pesar de ello, creo que es genial la escena de la elipsis del hueso-espacio, el monolito y toda su simbología implícita (aunque habría preferido que fuese más explícita…), el enmudecimiento de Hal, los efectos especiales, y la banda sonora, aunque esta última es más mérito de los Straus que de Kubrick...

Respecto a lo que antes critiqué de exceso de abstracción, basta un dato: la película dura 2 horas y 22 minutos, y sólo 40 minutos son dialogados…

Saludos.