¿Cómo te amo?, Elizabeth Barrett

Para continuar con este ciclo de poesía escrita por mujeres me gustaría recordar la figura de Elizabeth Barrett Browning (1806 - 1861), considerada por algunos como una de las mejores poetisas de la Historia de Gran Bretaña.

La vida de esta autora está como la de tantas otras grandes creadoras, marcada por el dolor, la enfermedad y alguna figura masculina represora, en este caso su padre, que la consideraba totalmente incapacitada debido a su frágil estado de salud y en particular sus problemas de columna vertebral. Pero en esta ocasión la esperanza se vio premiada con un final feliz y una vida culturalmente intensa y políticamente comprometida de la mano de otro gran poeta y dramaturgo de la época victoriana, Robert Browning, con el que emigró a Italia huyendo de su progenitor, que nunca le perdonó ese abandono, casándose secretamente y defendiendo como tantos otros literatos del momento los movimientos nacionalistas del siglo XIX.

Elizabeth Barret, como se puede apreciar en su obra, fue una enamorada del mundo clásico, leyó a Homero, Esquilo, Sófocles, Apuleyo,… y a Dante y a Shakespeare y otros genios que le precedieron en el tiempo. Una de sus primeras y precoces obras fue precisamente un poema épico sobre la Batalla de Maratón, aunque quizás su más famoso aporte a la literatura universal sea Sonetos de la Portuguesa, que trata enmascarandola bajo esa nacionalidad, la romántica historia de amor entre ella y Browning.

Sobre su estilo, se suele destacar el compromiso, la simpatía por los reprimidos y marginados, la ternura, la emoción, el sentimiento religioso, lo cultivado de algunas metáforas y una inmediata conexión con el público.

Intentando ser consecuente con mi alegato sobre la imposibilidad de traducir la lírica en aquel recordatorio de la obra de Shakespeare, incluyo aquí la versión original de este poema contenido en los Sonetos de la portuguesa, para que aquellos que deseen disfrutar de la obra en toda su pureza y esplendor puedan hacerlo.

¿Cómo te amo?, déjame contar las formas,
te amo hasta la profundidad y la extensión y altura
que puede alcanzar mi alma, cuando busca a ciegas
los límites del ser y de la gracia ideal.

Te amo hasta el nivel más habitual,
de silenciosa necesidad, a la luz del sol y el candelabro.
Te amo con la libertad con que se opone el hombre a la injusticia;
Te amo con la pureza de quien desdeña los elogios.

Te amo con pasión exacerbada por mis viejas penas,
y con la fe inocente de mi infancia.
Te amo con el amor que me pareció haber perdido

cuando deje de creer en los santos - ¡Te amo con el aliento,
sonrisas, lágrimas, de mi vida entera! - Y si Dios lo quisiera,
te amaré aún mejor después de la muerte.

Elizabeth Barret Browning 1806 -1861


Autor del Post: Roberto Samper

3 comentarios:

luis león barreto dijo...

Barrett, una derivación del apellido portugués Barreto, es una autora de interés como bien nos ha descubierto Roberto, siempre preocupado por las cuestiones literarias y humanísticas

Queen Galadriel dijo...

¡Qué precioso poema! Me ha encantado. No conocía a esta autora Me gusta la iniciativa de mujeres poetisas. Un besito!

Vanny dijo...

Este poema es hermoso, de hecho la primera vez que lo lei fue en un libro llamado "Te daría el sol" y me encanto... :'D